ASAPAR está en Youtube

ASAPAR: La alimentación y la artritis

ASAPAR está en Facebook
No dejes que la
enfermedad te gane
asociación sin ánimo de lucro Salamanca,   Ciudad
de Cultura y Saberes

Premisa a tener en cuenta

Los investigadores todavía no conocen completamente el papel de la dieta en las enfermedades autoinmunes como es la Artritis. Sin embargo, la Fundación para la Artritis recomienda la siguiente guía dietética para las personas que tienen artritis y otras enfermedades reumáticas:

  • La Variedad
    Tener una alimentación variada y comer alimentos de los cinco grupos (carne blanca, pescados y huevos, verduras y frutas, cereales, lácteos) le proporcionará a su cuerpo los nutrientes que necesita.
  • El peso
    Al mantener su peso ideal, usted reduce el esfuerzo sobre las articulaciones de carga, como caderas, rodillas y pies.
  • Las grasas, el colesterol y azúcares
    Evitando comer demasiadas grasas, colesterol y azúcares le ayuda a mantener su peso ideal. Además, las personas mayores con enfermedades reumáticas pueden tener la presión sanguínea alta y enfermedades del corazón, que se pueden evitar en gran medida con una dieta adecuada.
  • Los almidones y la fibra
    Una dieta rica en almidones y fibra aumenta su nivel de energía, son pobres en grasas, con lo que le ayudan a mantener su peso en niveles saludables.
  • El sodio (suministrado básicamente por la sal común)
    Una dieta baja en sal puede ser beneficiosa para personas mayores con enfermedades reumáticas y que además tengan la presión sanguínea alta. El sodio puede provocar retención de líquidos, que puede agravar la presión sanguínea alta. Algunos alimentos precocidos o la comida congelada, son ricos en sodio. Además, ciertos medicamentos hacen que el cuerpo retenga demasiado sodio.
  • El alcohol
    El consumo de alcohol puede disminuir la eficacia de los medicamentos. Además el alcohol puede engordar y debilitar los huesos.

DIETA Y ARTRITIS

  • Una dieta ideal sería a base de: ensaladas, frutos secos, frutas frescas enteras o en zumo, cereales (como el arroz y la avena, siendo preferiblemente integrales), legumbres (como la soja, alubias, guisantes), fresas, higos, peras, melones, sandías, piña (muy recomendable pues contiene bromelain, una enzima que ayuda a reducir la inflamación). También se recomienda el consumo de plátano pues éste, además de las vitaminas, proporciona un aporte extra de potasio, mineral muy beneficioso para la AR.
    Entre las verduras la alcachofa y el rábano.
    Son recomendados alimentos que contengan el azufre como: los espárragos, huevos, ajo, cebolla y coles.
  • Las personas que padecen artritis se caracterizan por tener bajos niveles de ácido fólico (vitamina B9, presente en legumbres, granos enteros, hortalizas verdes, carnes de ave) y zinc en la sangre. Para evitar eso hay que consumir frecuentemente vegetales verdes, pescados, leguminosas (legumbres), levadura de cerveza, semillas de girasol y champiñones.
    Los pescados más beneficiosos son los de agua fría como: sardina, trucha, salmón o arenque.
  • Beber por las mañanas en ayunas, un vaso de agua con dos cucharadas de grenetina (gelatina) ayuda a reparar los tejidos, los cartílagos y los huesos.
  • También debe consumir alimentos que contengan vitaminas C, D, E y K.
    Ingerir diariamente vitaminas E reduce la inflamación de las articulaciones. Podemos encontrar vitamina E en: aguacate, boniato, bróculi, ciruela, espinacas, espárragos, manzana, moras, plátano, zanahoria.
    También es beneficioso tomar Vitamina D que se encuentra disponible en la leche, pescados y cuando se toma el sol.
    Es recomendable también consumir productos que aporten vinamina C, como pueden ser: frutas cítricas (aunque éstas deben ser consumidas con moderación), el kiwi, melón, y entre las verduras coles, bróculi, lechuga y otros vegetales verdes.
    La vitamina K se encuentra presente en vegetales verdes como puede ser alfalfa, perejil, apio, espinaca, etc.
  • Para sentir menos fatiga y rigidez articular es recomendable el uso del ácido graso denominado omega-3, que se puede encontrar en: atún, salmón, sardinas y anchoas; también se encuentra en frutos secos (como nueces, avellanas), semillas (como la linaza, bien triturada) y aceites de soja, repollos.
  • El consumo regular del aceite de oliva es muy beneficioso para prevenir la aparición de la AR, y también tiene una acción antiinflamatoria similar al ácido graso omega-3.
  • También sería recomendable consumir productos que contengan calcio para prevenir el proceso de pérdida de masa ósea. Podemos encontrar calcio en los productos lácteos, en los cítricos y muy especialmente en el sésamo (se recomienda consumirlo triturado o machacado para su mejor aprovechamiento por el organismo).

Consumir con moderación:

Las carnes (sobre todo las rojas), el marisco.
Pimientos, tomates, patatas, berenjenas que producen una sustancia (denominada sotanina) que interfiere con la actividad enzimática en los músculos.
La sal, azúcares, mieles y cítricos.
Multivitamínicos que contengan hierro.
Cafeína: (presente en café, té, refrescos de cola, chocolate) La cafeína en altas dosis (más de 180 mg por día) puede interferir en la eficacia del metrotexato El café. Si lo consume, recomendamos limitar su consumo a una o dos tazas al día o tomarlo descafeinado, una vez que el consumo de cafeína en grandes cantidades es perjudicial a un enfermo con AR.

Los alcoholes y el tabaco mejor evitarlos por completo. El tabaco debe ser evitado pues si normalmente ya es perjudicial para la salud, más perjudicial lo es para una persona con artritis (multiplica por 4 el riesgo de padecer AR, según el estudio EULAR realizado por la LIRE).


Por tus huesos no fumes Sin tabaquismo, la AR disminuiría en un 30% - Campaña de la SER: "Por tus huesos no fumes" Campaña de la SER - Por tus huesos no fumes

El tabaco es uno de los pocos factores que ha demostrado influir en el desarrollo de la AR y, de hecho, si todo el mundo dejara de fumar, probablemente la incidencia de AR podría bajar en un 30 por ciento, según han asegurado desde la Sociedad Española de Reumatología (SER), que está haciendo una campaña en las redes sociales #portushuesosnofumes, para informar sobre la relación directa entre el tabaco y las enfermedades músculo-esqueléticas.

Abandonar este hábito es uno de los consejos que se han incluido en la guía 'Aprendiendo a convivir con la artritis reumatoide', un manual elaborado por la SER para pacientes donde se recogen aspectos sobre diagnóstico, tratamiento, manejo de la enfermedad, consejos y recursos de utilidad, realizada con el apoyo del Grupo de Trabajo de la Guía de Práctica Clínica para el manejo de la AR (GUIPCAR). (puede verla en nuestra página de "Guías útiles)", o en las páginas web de Infosalus de EuropaPress o en el blog de el Comercio.

¡CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional